Odio_internet_ok

“Odio internet” de Jarett Kobek

Al cerrar esta entretenida novela, cualquier persona con sus facultades mentales no demasiado dañadas (independientemente de la cantidad de melanina contenida en el estrato basal de su epidermis) debería salir a la calle, dar un abrazo a cada ser humano que se encontrara en su camino y proclamar a voz en grito: «¡Odio Internet!» Resulta cruel la claridad con la que Jarett Kobek analiza nuestros actos de los últimos veinte años, esos en los que hemos regalado joyas tan valiosas como nuestros datos personales, nuestras reflexiones, nuestros gritos indignados, nuestros gestos solidarios o nuestras relaciones sexuales a corporaciones gigantes que se aprovechan de ello de un modo muy inteligente y perverso, con el único objetivo de enriquecerse.

La dibujante Adeline (con poca melanina en el estrato basal de su epidermis) y el guionista Jeremy Winterbloss (este sí con bastante más melanina en su epidermis) son los autores de un exitoso cómic a finales de los noventa y ambos nos servirán de excusa para observar (y, ojalá, reflexionar) sobre la evolución de esta sociedad hoy tan voluntariamente esclava de internet, de sus redes sociales y de los multimillonarios que cada día se enriquecen un poco más con ellas. Una sociedad tan bañada en lo políticamente correcto que ha olvidado conceptos tan importantes como la libertad, la intimidad y el honor y en la que es posible ser encumbrado o derribado según el carácter del tweet publicado esta mañana.

Y lo más curioso de todo es que la novela resulta sencilla, ligera, con una trama bien llevada y con un juego lingüístico tal vez algo pesado al principio, pero divertido al final, que el autor usa como bofetadas para intentar despertar al lector. Una tragicomedia moderna plagada de estúpidos y de estupideces que resultaría enormemente divertida, si no fuera por lo evidentemente que nos vemos responsables de esta sociedad enferma, en la que cada uno de nosotros se ha introducido por su propio pie (y sin vaselina). ¡Odio Internet!

Título: “Odio internet”.
Autor: Jarett Kobek.
Editorial: Los Libros del Lince.
ISBN: 978-84-15070-92-4.
Precio: 17,31 €.
 

KobekJarett

_MG_6350MURO

“El abrazo del árbol” de Ana Alcolea y David Guirao – Canaima Infantil

¿Quién no ha tenido miedo en algún momento?

Miguel es un niño muy miedoso y una de las cosas que más le asusta es el árbol que hay de camino a su colegio. Y es que las ramas y raíces que salen de él parecen estar estrangulando su tronco. Pero un día su perro Gustavino desaparece entre esas raíces y ramas.

Seguir leyendo

Tierra de Campos

“Tierra de Campos” de David Trueba

Tal vez quienes no soporten a David Trueba lo tengan fácil para criticar su última novela, porque en ella se encuentran infinidad de lugares comunes, cierto, pero en nuestra humilde opinión ¡es tan difícil no soportar a David Trueba! Y es que claro, los ingredientes que el escritor escoge para componer su novela no son fáciles de manejar sin hacer caer al lector en la desilusión o incluso el hastío: los recuerdos de un músico de éxito, su grupo con Animal (su nombre ya lo define a la perfección) y su inseparable Gus, estrella ambigua y excesiva, pero profundamente humana; la evolución de la industria de la  música en los últimos tiempos; las relaciones paternofiliales de los protagonistas… receta adecuada para obtener una correcta (e incluso exitosa), pero soporífera novela. Seguir leyendo

Alma y la isla

“Alma y la isla” de Mónica Rodríguez y Ester García – Canaima Infantil

Otto es un niño de 10 años que vive en una isla tranquila del Mediterráneo, donde muchos hombres son pescadores y pasan la mayor parte del tiempo en alta mar. Las mujeres mientras tanto tejen las redes y conversan entre ellas. Pero un día la rutina y la tranquilidad de esta isla se ve alterada ante la llegada de personas que llegan huyendo de la hambruna y las miserias que la guerra provoca. Pero a veces, no todos consiguen alcanzar la orilla con vida. Seguir leyendo

cancion dulce

“Canción dulce” de Leila Slimani

Al recomendarles (muy fervorosamente) la lectura de esta novela galardonada con el Premio Goncourt 2016 (el más prestigioso de la literatura francesa), lo primero que debemos advertirles es que el título, Canción dulce, quizá no sea sino una broma macabra de su autora Leila Slimani. Cruel, terrible o desgarradora tal vez habrían sido adjetivos más adecuados para esta canción, llena de ternura, sí, pero también de terror. Seguir leyendo