AUTONOMÍA DE LA VOLUNTAD Y EXIGENCIAS IMPERATIVAS EN EL DERECHO INTERNACIONAL DE SOCIEDADES Y OTRAS PERSONAS JURÍDICAS

AUTONOMÍA DE LA VOLUNTAD Y EXIGENCIAS IMPERATIVAS EN EL DERECHO INTERNACIONAL DE SOCIEDADES Y OTRAS PERSONAS JURÍDICAS

Editorial:
ATELIER LIBROS
Año de edición:
Materia
Derecho internacional y comunitario
ISBN:
978-84-15690-41-2
Páginas:
212
Disponibilidad:
Disponible en 1-5 días
Colección:
INTERNACIONAL
Enviar Amigo
Envíos a EspaÑa Desde 0,99€
0 0 comentarios
(0)

El libro recoge siete ponencias pronunciadas en la II Jornada sobre Movilidad Internacional de Sociedades y Otras Personas Jurídicas que se celebró en la UAB el 13 de diciembre de 2012 y que tuvo por objeto la tensión entre la autonomía de la voluntad y la imperatividad de las normas que se produce en el seno del Derecho internacional de sociedades: José Ramon Salelles analiza la incidencia de la crisis financiera en las normas de buen gobierno que debieran regir las entidades de crédito; Carlos Górriz comenta la Propuesta de Directiva impulsada por Viviane Reding para incrementar el número de mujeres en los consejos de administración de las sociedades cotizadas; Ángel Espiniella estudia los límites que la Unión Europea impone a la reestructuración y resolución de las entidades de crédito; Miguel Ángel Sánchez Huete se ocupa de los límites que el Derecho tributario impone a las personas jurídicas y, en particular, de la aplicación de la técnica del levantamiento del velo en el marco de la responsabilidad tributaria; Rafael Arenas disecciona la jurisprudencia del Tribunal de Justicia para determinar cómo ha incidido en la libertad de las sociedades para establecerse u operar en Estados diversos al de su constitución o domicilio; Jorge Miquel glosa cuatro decisiones recientes del Tribunal Supremo y de la Dirección General de Registros y del Notariado que inciden en los principios configuradores del tipo societario; por último, Huang Zhang examina la compatibilidad de la normativa española sobre los impuestos de salida de las sociedades y las exigencias que introduce el principio de libertad de establecimiento en la Unión Europea.