ESGRIMIR CON LA PALABRA, DIALOGAR CON LA ESPADA

ESGRIMIR CON LA PALABRA, DIALOGAR CON LA ESPADA. LA ACCIÓN POÉTICA DE LAS ARMAS BLANCAS EN LAS ARTES ESCÉNICAS

Editorial:
EDICIONES ANTÍGONA
Año de edición:
Materia
Tecnicas interpretativas
ISBN:
978-84-15906-57-5
Páginas:
182
Disponibilidad:
Disponible en 1 semana
Colección:
VARIAS
Enviar Amigo
Envíos a EspaÑa Desde 0,99€
0 0 comentarios
(0)

Las armas blancas en escena son una constante significativa del teatro a través de los tiempos. El arte de la lucha escénica forma parte del hecho teatral contemporáneo (que de forma particular da contenido y carácter a la comedia del Siglo de Oro -verso y espada-).
Un lance de armas es un detonante activo, núcleo de energía que crea un intenso momento que requiere de las habilidades del intérprete y que participa activamente de la cadencia general de la obra y su puesta en escena. En él, el actor presta cuerpo, voz y aliento para que el personaje se muestre: el portar armas le confiere fisicidad, particularidad y rango que lo harán único e irrepetible.
La escena de armas es vértice en el que confluyen los elementos escénicos: texto, personajes, coreografía, vestuario...; está profundamente relacionada con la propuesta escénica y signa con ella la unidad de estilo, subrayando que se combate porque hay un conflicto que resolver, en el que «lenguas que hacen» (los aceros) y «lenguas que dicen» (las voces) prosperan en abundancia en un teatro en el que se debe esgrimir con la palabra y dialogar con la espada.
Este libro es fruto de años de docencia, estudio y reflexión. Se nutre tanto de las artes escénicas como de las artes del combate reglado o la reyerta callejera, y lo forman (en la distancia) tanto maestros ilustrados como alumnos iletrados en las materias. Se debe entender como una guía (personal, particular) sobre Esgrima Escénica, Teatral o Artística -que poca distancia hay entre ellas-. En su conjunto organiza un cuerpo de trabajo y método para formarse (o entretenerse) en el combate escénico, aquel que contiene en sí mismo otros como el deportivo, el histórico... Nada hay en él que no haya sido probado y experimentado.
La tarea y el empeño ha sido codificar el juego de las armas desde las artes escénicas (para su buen uso y conocimiento) y solo como una herramienta eficaz para estas artes.