SATIRA Y ENCOMIÁSTICA EN LAS ARTES Y LETRAS DEL SIGLO XXVII ESPAÑOL

SATIRA Y ENCOMIÁSTICA EN LAS ARTES Y LETRAS DEL SIGLO XXVII ESPAÑOL

Editorial:
VISOR LIBROS, S.L.
Año de edición:
Materia
Filología
ISBN:
978-84-9895-190-5
Páginas:
292
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata
Colección:
BIBLIOTECA FILOLOGICA HISPANA
Enviar Amigo
Envíos a EspaÑa Desde 0,99€
0 0 comentarios
(0)

En la vertiente cultural, el siglo XVII europeo, y español en particular, se caracteriza por su profunda crisis ontológica, asomada a la vera de la nada. Entre las muchas antítesis que marcan esta «edad conflictiva » ¿como la llamaría Américo Castro?, descuella el tema central de este libro colectivo, la coexistencia de elogio y sátira con respecto al poder (político o cultural), en la producción literaria y artística de la España áurea. Los quince trabajos que aquí se recogen 'firmados por destacados expertos, italianos y españoles, de las letras barrocas hispánicas', se centran en el ámbito bien laudatorio o bien satírico (desde el reinado de Felipe III hasta la decadente monarquía de Carlos II), y a través de los géneros: la poesía, la narrativa, el teatro, las relaciones de sucesos. Algunas aportaciones, además, consideran géneros y textos (los vejámenes, los poemas paratextuales, las comedias) donde las dos facetas se entrelazan y mezclan, mientras que otras examinan los reflejos iconográficos y pictóricos del encomio o del escarnio del poder durante un tiempo en el que la fuerza ideológica de la imagen jugó un papel extraordinario. Puesto que el Siglo de Oro es tan multiforme y complejo, «per tal variar natura è bella», al recorrer el volumen se encuentran hondos estudios de autores cimeros, como Lope, Góngora, Quevedo y María de Zayas, y también interesantes análisis de escritores u obras menos conocidos, pero igualmente dignos de atención crítica, en el panorama aurisecular: José de Valdivielso, Juan de Matos Fragoso, Martín Saavedra y Guzmán o José Camerino. Amén de los anónimos y los obscuros, que por ejemplo participaban en los certámenes poético-litúrgicos, o bien componían sátiras sagaces al glosar el Padre nuestro o al burlarse del gobierno y de la corte de Carlos II. De ahí que al finalizar su viaje por los recovecos de la literatura epidíctica y satírico-burlesca de la época áurea, el lector pueda percibir una vez más cómo la fragilidad evanescente de las esencias y los conceptos barrocos se moldea en la continua oscilación entre la máscara falsa y su original, polifacético y desorientador.