Eventos Volver

27
NOV

Charla coloquio Antonio de la Nuez Caballero

Casa Museo Pérez Galdós – viernes 27 de noviembre, 20:00 h

Charla coloquio Antonio de la Nuez Caballero

CASA-MUSEO PÉREZ GALDÓS

 

Con la participación de:

Dª. Yolanda Arencibia.

D. José A. Alemán

D. Guillermo Gª Alcalde.

D. Eugenio Padorno 

Presenta el acto Felipe de la Nuez

 

Inteligente y elegante era Antonio de la Nuez Caballero, y no creo que alguien pueda negarlo.

Su discurso predilecto fue el de la ironía, y es sabido que una ironía inteligente y elegante engendra seducción o excita en otros el dogmatismo cerril. La sustancia fundente del realismo, de la poética, del descriptivismo y de la fabulación, siempre es en él la ironía de filiación surrealista. También con Ortega, que nos interesaba por igual, sabía que toda definición, (si es verídica, es irónica e implica tácitas reservas; cuando no se la interpreta así, produce funestos resultados. De la Nuez fue artista de la palabra y sabía que el arte es sobre todo artificio. Su función es crear un mundo virtual, porque el universo de las relaciones es infinito. El arte produce una totalidad ficticia, u lo que toca al artista es la ficción de la totalidad. Puesto que (la materialidad de la vida de cada cosa es inabordable, poseamos al menos la forma de la vida) (Ortega). Tal forma se confunde en La isla con un pensamiento de totalidad. Pocas facetas de ese diamante laboriosamente tallado pueden haber quedado sin lugar o sin brillo. La sensibilidad de Antonio se escinde en valores de mirada, de oído y de fantasía para componer una intelección que trasciende largamente el artesanal facetado. Están en ella las galerías ocultas, las corrientes subterráneas, la perspectiva intencional y los hilos conductores de una gran unidad sostenida a lo largo de los años con la aparente transformación del frondoso tematismo y, en paralelo, la fijación de un solo testimonio global. Y es precisa mucha lealtad para conservarlo en una actitud intelectual inquieta, alerta y poliédrica como la suya. Esa lealtad puede ser amorosa o muy crítica, implicada o distanciada. En realidad, no manda el propósito de una glorificación del territorio, ni de sus gentes. El libro es como la vida misma: deslumbrante y opaco, entusiasta o desencantado, tan propenso a la exaltación como a la censura.

Guillermo García Alcald 

 

Antonio de la Nuez Caballero Las Palmas de Gran Canaria 1915 

Bautizado con el nombre de Antonio Moisés Primitivo en la ermita de los navegantes de San Pedro Guillermo Telmo. Estudié el bachillerato en el Instituto Pérez Galdós y la Licenciatura de Derecho en la Universidad de San Fernando de la Laguna de Aguere.

Después de la Guerra Civil, Marruecos y la Academia de Infantería de Zaragoza permaneció veinte años en el ejército. Estudió Licenciatura de Filología Clásica; Periodismo y fue director de La Provincia y Secretario del Museo Canario y del CSIC. Fue redactor de las campañas de Marruecos y de la geografía de África Española en el Servicio Histórico Militar del Alto Estado Mayor Central. Colaboró en la prensa de Canarias y de Madrid. 

Marchó a Venezuela donde ejerció la enseñanza de la lengua, la literatura y el arte. Publicó dos libros de textos sobre estas materias en la Segunda Enseñanza. También impartió cursos en las Universidades del Zulia, la Metropolitana y la Central de Caracas, donde obtuvo la Licenciatura en Letras (Filología Moderna) e hizo el curso de doctorado de la misma. 

Fue Agregado Cultural de la Embajada de España en Caracas y después redactó los Informes Anuales de la Corporación Venezolana de Guayana durante seis años (Desarrollo, Historia, Geografía, etc.) para la Presidencia de la República. Colaboró con la prensa de Zulia y de Caracas. Al regresar a Canarias revalidó los títulos obtenidos, publicó algunas pequeñas obras de bolsillo en el Museo Canario y en “Mafasca para Bibliófilos”, reanudó su campaña pro la Universidad de Las Palmas (había sido el primero en solicitarla en el año 1945, diario Acción). Las conferencias en el Museo Canario fueron destinadas a promocionar en la Primaria el conocimiento de Canarias. En la Casa de Colón y en Prensa Canaria pronunció otras conferencias en torno a la Simbología. 

En poesía publicó a su regreso a Canarias parte de lo escrito en la Revista del Zulia que dirigió en Maracaibo.

Destacan entre sus obras La isla, una descripción intimista sobre Gran Canaria, Breviario de literatura canariaEl antro del cachaloteDe Góngora a la Haken Kreuz, así como su gran obra Signos de los Templarios en torno al Planeta en relación con Canarias.

Librería Canaima estará presente, permitiendo la compra del libro en el mismo acto.

 

Volver