Eventos Volver

23
MAY

José María Buceta presenta"Mi hijo es el mejor, y además es mi hijo"

Club La Provincia - León y Castillo, 39 - 19:00

José María Buceta presenta

José María Buceta es entrenador de baloncesto y doctor en psicología. Ha sido seleccionador de la selección española absoluta y director técnico de todas las selecciones femeninas entre 1985 y 1992, incluyendo los Juegos Olimpicos de Barcelona. También fue seleccionador nacional de los equipos juvenil y junior de España. Tiene una amplia experiencia como psicólogo deportivo, formando y asesorando a numerosos entrenadores, deportistas, directivos y padres de deportistas de diferentes especialidades deportivas.En la actualidad es profesor de psicología y director del Master en psicología del deporte de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), instructor de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) y profesor de la Real Federación Española de Futbol. Era director del Gabinete de psicología deportiva de Real Madrid – futbol y baloncesto. 

Su libro Mi hijo es el mejor, y además es mi hijo, editado por Dykinson, es un verdadero manual de cabecera para padres de deportistas jóvenes, que también se recomienda a entrenadores, directivos, árbitros, psicólogos y otros con responsabilidades en el deporte de base. Con cierta frecuencia, sabemos de padres de deportistas jóvenes que insultan a los árbitros, interfieren en las funciones del entrenador y presionan a sus hijos; padres obsesionados con el éxito de su chico que pierden los papeles y sacan el deporte del contexto que le corresponde. Los casos extremos que hacen más ruido son una minoría, pero otros muchos padres, a pesar de sus buenos propósitos, meten la pata por falta de información sobre el deporte, los deportistas y el papel que a ellos les correspondería desempeñar; más aún, si carecen de habilidades para controlar su motivación, sus emociones y su comportamiento. Sin el apoyo de los padres, muchos jóvenes no harían deporte. Además, la influencia que tienen sobre sus hijos es determinante, por lo que su actuación es clave. No basta con transportar a los chicos y pagar los gastos. Es importante que se involucren y colaboren como «padres de alto rendimiento», asumiendo sus funciones y respetando las de los demás, sumando para que el deporte resulte beneficioso y no perjudicial. La intención de este libro, ameno y muy práctico, es ayudar a los padres a comprender mejor el deporte de sus hijos, a los propios chicos, a los entrenadores y a ellos mismos, con el propósito de optimizar su funcionamiento como padres de deportistas. También, que los entrenadores, directivos, psicólogos y otros responsables comprendan a los padres y les ayuden a desarrollar su labor. Conseguir que los niños y los adolescentes se beneficien de su paso por el deporte es un objetivo ambicioso que será más alcanzable si se trabaja bien en equipo. Y los padres también juegan en ese equipo.

Volver