Eventos Volver

24
NOV

Sandro Doreste Bermúdez presenta “Solo los monstruos crean monstruos”

El Sillón de Canaima: c/ Senador Castillo Olivares, 7. Las Palmas de Gran Canaria, 20:00 h

Sandro Doreste Bermúdez presenta “Solo los monstruos crean monstruos”

Acompañado por el escritor Rayco Cruz

Editorial Tandaia

«El mundo está lleno de monstruos. Primero pensamos que son bestias que se esconden bajo la almohada, en nuestros armarios o en los pasillos oscuros. Luego aprendemos que, en efecto, existen, pero son humanos.

Los más afortunados viven creyendo que sólo son humanos».

Santa Cruz de Tenerife, 03:15 am.

 

Cuatro jóvenes roban una reliquia de origen desconocido. Su siguiente paso es interceptar al doctor Sócrates del Pino Aguilar en el trayecto en barco a Agaete, Gran Canaria. Sólo ellos saben por qué sus vidas dependen de un objeto tan pequeño. Sólo ellos saben quiénes son, quiénes los persiguen y por qué tanto los unos como los otros son dueños de habilidades inhumanas.

Lo que ni siquiera ellos saben es porqué su salvación nos condenará a todos.

En palabras del autor: «¿por qué leer su libro?»

A finales de 2015 estuve en Dar Es Salaam, Tanzania. Por motivos médicos, tenía que llevar mis enseres fuera de los bolsillos; en este caso, en una bandolera. En cuanto me bajé de un taxi, un coche pasó por mi lado, el copiloto asomó por la ventana, agarró la bandolera y me arrastró por casi doscientos metros de carretera de tierra hasta que el asa, al fin, se rompió.

No me impactó el hecho de que me robaran; peores fechorías puede nombrar cualquiera en cualquier parte del mundo. Lo que quebró mi por entonces, férrea fe en la bondad humana fue que, mientras yo intentaba zafarme la correa del cuello, me dejaba la piel en la vía y corría el riesgo de caer bajo una rueda, el ladrón fue capaz de sostenerme la mirada y no mostrar ninguna emoción. Ni rabia ni arrepentimiento, ni siquiera odio. No le importaba lo que otra persona sufriera incluso por culpa suya. Esto me llevó a la pregunta: ¿qué calamidades son capaces de provocar que la vida humana deje de ser lo más importante?

Esta cuestión se juntó enseguida con una vecina suya que siempre me ha preocupado: los terribles efectos del fanatismo, sus causas y el aparente aplauso que se les da a muchos. No hace falta que ahonde aquí en un tema del que todos sabemos. Ojalá me refiriera sólo al terrorismo, el que más me enerva la sangre; lo vemos en los extremistas de izquierda y derecha, en los radicales sexistas, en los que hablan de quemar iglesias y en los que desean que sus enemigos ardan por toda la eternidad, entre otros muchos. Esta es una de mis preocupaciones más arraigadas y el principal motivo por el que rechazo todo intento de adoctrinamiento.

De estos conceptos surge este libro. No encontrarás aquí ni robos por el método del tirón ni suicidas con chalecos bombas, al igual que no hallarás ninguna inclinación hacia un modelo político o social. Esta es la gran ventaja única de la fantasía: poder dar un ejemplo sin la necesidad de mojarse las manos. Las ideas que han sido mencionadas no han sido mostradas por un interés particular; son ejemplos, como ya dije, y como ejemplos quedan. Sólo me ha interesado la idea principal, el concepto clave sobre el que circula esta obra: los terribles daños directos y indirectos que provocan el fanatismo y, como consecuencia de este, la deshumanización del más inocente.

Sandro Doreste Bermúdez

Nacido y residente en Las Palmas de Gran Canaria, es un viajero empedernido y fue marinero en un patrullero de 2013 a 2016. Se ha titulado como corrector profesional por la asociación Cálamo&Cran, curso aprobado por la Universidad Europea de Madrid, y en la actualidad está realizando el curso de corrector de estilo.

Educado con una mano en los libros y la otra en el teclado, sus primeras obras tuvieron lugar a edad temprana con referencias como Michael Crichton, Alberto Vázquez Figueroa, Ken Follet o el dúo Preston y Child. Desde esos inicios obtuvo varios premios escolares por sus relatos.

Su primera obra publicada, La sombra de Eirok, primera parte de una tetralogía, vio la luz en abril de 2014. Sus continuaciones han seguido sus pasos en abril de 2015 y noviembre de 2016, todas englobadas dentro de la fantasía oscura. En julio de 2017 quedó finalista del premio CEPA de novela juvenil por la obra presente, Solo los monstruos crean monstruos.

https://www.indiegogo.com/projects/solo-los-monstruos-crean-monstruos#/

Volver